www.flickr.com

lunes, mayo 02, 2011

LA PALABRA DEL DÍA

testamento

Aparece por primera vez en nuestra lengua en los poemas de Gonzalo de Berceo, proveniente del latín testamentum, derivado del verbo testari 'testar', 'hacer testamento', debido a que para hacer un testamento es imprescindible la presencia de testigos. (V. testigo y testículo).

El nombre Antiguo y Nuevo Testamento para designar las partes en que se divide la Biblia proviene de un error de los traductores latinos de la versión griega de la Biblia, quienes tradujeron como testamentum la palabra griega diatheké, que podía significar, en realidad, dos cosas: 'deseo' o 'voluntad', y también 'acuerdo' o 'convenio'. El nombre de la Biblia en griego se refiere al antiguo y al nuevo convenio de Dios con los hombres y no a un testamento, lo que no tendría el menor sentido. Pero las religiones conservan el nombre, tal vez por tradición.

Tomado de aquí.

2 comentarios:

Rous dijo...

y tú... ¿has pensado en tu testamento?

otra pregunta:

¿Siguen con el taller en la universidad?...

si es así... me podrías pasar información... gracias y buen día.!

la illoldi dijo...

Pues la verdad no he pensado en mi testamento; los que se queden que se las arreglen, jejeje
Y el taller sigue, claro que sí...
31-81717
ahi te dan informes, quizá regresemos este sábadrink... ¡me encantaría verte por ahí, Mario!